César López3 minutos de lectura
Etiquetas del post:

Móvil: 3 oportunidades y 3 riesgos

El canal móvil está en plena explosión como fuente de visitas y reservas de hoteles. Desde la inexistencia hace dos años hasta previsiones para el 2014 en que los usuarios en móvil superarán a los de ordenador.

Como en toda novedad habida y por haber, aparecen oportunidades pero también confusión, falsos profetas y aprovechados. Desde nuestra experiencia, el tema es sencillo siempre que se sigan ciertas pautas: Hemos preparado unas recomendaciones para ayudar a situarte. Cada vez que alguien te hable del tema o te haga una propuesta para “vender” tu hotel en móvil, sabrás qué responderle con argumentos y seguridad.

3 oportunidades:

Interésate y escucha a quien te hable sobre:

1.- Tener tu web adaptada a móvil: El diseño y el contenido que necesita ver un usuario de móvil no es el mismo que el de ordenador. Si tu web no está adaptada, tus visitantes sencillamente huirán. Es prioridad de Mirai dotar a todos nuestros hoteles clientes de versión de web móvil.

Por tanto, en la práctica: Igual que te has preocupado de que alguien, normalmente externo, te cree una buena web de tu hotel, ahora también tienes que interesarte por tenerla en versión móvil.

2.- Tener tu motor de reservas adaptado a móvil: Sin adaptación, reservar resulta muy complicado: el usuario de móvil se irá a cualquier intermediario que lo esté o, lo que es peor, a otro hotel. En Mirai acabamos de inaugurar el que creemos es uno de los mejores.

Por tanto, en la práctica: Igual que para versión ordenador elegiste el sistema de reservas que creiste oportuno, ese mismo sistema tiene que solucionarte la versión móvil.

3.- Marketing online para móvil: Como pasa en la versión completa, no es suficiente contar con una buena web y un buen motor para móvil: Necesita promoción: Existen acciones específicas de SEO, SEM, etc. para móvil, algunas únicas del medio: SMS marketing, SoLoMo… que seguramente vivirán una explosión en los próximos años.

 Por tanto, en la práctica: Exige a quien gestione tu marketing online que también tome las acciones para móvil en la medida que va tomando importancia como canal.

3 peligros:

Cuidado: llamarán a tu puerta ofreciéndote nuevos productos, canales o servicios para que explotes ese nuevo mundo “móvil” que aparentemente te estás perdiendo.

1.- Olvídate de tener una aplicación propia: Una aplicación es un programita que hay que bajar e instalar en el smartphone. Diferente a navegar y acceder a la información vía web. En la práctica, nadie se tomará la molestia de instalarse una aplicación para uso puntual en los pocos días de estancia en un hotel individual. Sólo las grandes cadenas y OTA, con suficiente volumen de clientes fidelizados y amplio contenido que ofrecer, pueden convencer para que sus clientes se bajen aplicaciones. Sencillamente, está por demostrar que funcione en independientes.

 Por tanto, en la práctica: Cuando una empresa te contacte para ofrecerte una aplicación móvil para tu hotel, recíbelo con escepticismo.

2.- No abuses del last minute ni rompas paridad: El cliente de móvil es, sobretodo, de última hora. Probablemente ya está de viaje, no puede usar su ordenador habitual y su único medio en ese momento es el móvil que lleva consigo. Según las estadísticas publicadas, alrededor del 50% del reservas móvil son para el mismo día o el siguiente.

Por tanto, en la práctica: El hecho de que ahora puedas acceder fácilmente a los clientes de móvil que reservan a última hora no significa que tires por la borda años y años de educación del cliente fomentándole la antelación. Estás perdido como descubran que esperando al final y reservando en móvil accederán a mejores condiciones.

3.- Cuidado con los nuevos distribuidores-trampa: Es la misma historia de siempre. Nada nuevo en el viejo mundo de la distribución. Con la excusa de una nueva plataforma o novedad técnica, aparecen

intermediarios que te pedirán mejores condiciones de precio. Ya ha pasado muchas otras veces: talonarios de hotel, “vender por internet” cuando era novedad, flash deals, ventas opacas… El hotelero cae en la tentación ante la duda, presionado por buscar nuevas fuentes de reservas, ante lo “justificado” de la excepción y dado lo limitado del experimento. Así además, se autoconvence de que “está a la última”. Y el proceso siempre crea la misma reacción en cadena:

  • El hotelero ofrece tarifas “especiales” a ese canal “especial”
  • Ese canal especial, ante la ventaja competitiva empieza a crecer y vender
  • Al funcionar, el hotel no puede prescindir de él y se encuentra atrapado en altas comisiones y bajos precios finales

Un ejemplo es Blink: Nuevo actor nacido a la sombra del mundo móvil y beneficiado de la ignorancia y la confusión que toda novedad conlleva.

Blink vende con altas comisiones y tarifas menores porque ha convencido a algunos hoteles de que se las dé. Está creciendo por eso, no por el potencial del móvil. Vender bajando precios y pidiendo alta comisión no tiene mérito. Cualquier canal aumenta ventas con esos privilegios.

Y, no contento con romper paridad y vender por debajo de otros canales, además envía códigos promociales con 40 libras de descuento en su próxima reserva…

 Por tanto, en la práctica: Escucha y contrata cualquier intermediario para móvil siguiendo las mismas condiciones que aplicarías con cualquier otro canal. Móvil no es excusa para obtener privilegios ni romper paridad.

 

Deja un comentario

Una persona a comentado esto:

  1. me parece perfecto este comentario, ya estaba dudando de que no estabamos a la última..