César López5 minutos de lectura

Un hotel sólo debe tener UNA web oficial

Todavía se encuentran hoteles con más de una web oficial, entendiendo como tal aquellas que aparentemente representan al hotel con su imagen, su contenido y que hacen creer al usuario que están tratando directamente con el alojamiento.

Algunos casos son viejas costumbres que persisten simplemente por ignorancia o por inercia de unos años en que las normas no estaban establecidas. En Mirai mismo ofrecimos webs alternativas a hoteles hace muchos años. Con el tiempo, nos dimos cuenta que les traían más inconvenientes que ventajas y, no sólo abandonamos esa línea, sino que la desaconsejamos.

En algunas ocasiones, comprensibles, el hotelero se encuentra atrapado con una web incial insuficiente, con carencias, que por compromisos o imposiciones no puede mejorar y su única salida es la creación de otra web que compense los defectos de la web original.

En otros muchos casos se trata de comercializadoras que convencen al hotel de crear otra web oficial con el argumento de la marca del grupo como identidad diferente a la independiente del hotel.

El caso más grave son aquellas que existen sin conocimiento del hotelero, en una práctica poco ética, si no directamente ilegal. Por ejemplo, seguramente no todos estos hoteles conocen la existencia de estas “otras” webs suyas:

Hoteldelasletrasmadrid.com
Expohotelbarcelona.net
Hotelreginabarcelona.com
Hotelcrambarcelona.net
Hotelciutatdebarcelona.com
Gbbhotel4barcelona.com
Hotelmurmuribarcelona.com
Confortelbarcelona.net
Grandhotelcentralbarcelona.com
Derbyhotelbarcelona.com
Eveniarossellobarcelona.com
Hotelercillalopezdeharobilbao.com
Barcelonacenterhotel.net
Hotelespanabarcelona.com

No trae nuevos clientes

A un hotel, como a cualquier empresa en cualquier sector, le interesan distribuidores que le aporten nuevos clientes, que amplíen su visibilidad, que cubran sectores, países, audiencias o nichos a los que no accede por si mismo.

Hoy en día, las webs de la mayoría de los hoteles son fácilmente encontrables por los usuarios que conocen el establecimiento y buscan el contacto directo online. El acceso a ese grupo de usuarios está garantizado sin mucho esfuerzo. Si la web tuviera alguna carencia que afecte a su posicionamiento, la solución pasaría por corregirlo en la propia web: Por ejemplo, incluyendo todos los idiomas necesarios, asegurándose buen posicionamiento en todas las búsquedas relevantes y adaptándose a los diferentes dispositivos: ordenador de sobremesa, tableta y móvil.

Los usuarios que no conocen el hotel suelen empezar sus búsquedas en escaparates, por ejemplo comparadores. Una segunda web del hotel, no aumentará la visibilidad en ellos, que prevén espacio para una sola web representante del hotel.

Webs del hotel alternativas podrían competir entre sí en resultados en buscadores. La consecuencia es que los usuarios se reparten entre las diferentes webs representantes del hotel. Las reservas que reciben esas otras webs son las que dejan de llegar por la web original.

Más coste

Una de las principales vías por las que se hace visible una web de hotel es por plataformas CPC , en especial anuncios en Google (Adwords). Esos anuncios los paga el hotel y su coste depende, entre otras cosas, de cuántas otras empresas o webs están anunciándose también. A más empresas pagando anuncios a Google, más caros serán.

Webs alternativas del hotel podrían pujar también por llevarse su trozo de pastel en Adwords, haciendo que todos los pujadores paguen más al crecer la competencia. El hotel es quien paga esos anuncios, ya sea directamente para promover su web o indirectamente financiando con comisiones los anuncios de las OTA.

Por ejemplo, el hotel de la siguiente imagen seguramente está perdiendo dinero por dos razones:

  • Su anuncio le resulta más caro por el hecho de que permite el anuncio de otra web aparentemente “del hotel” también  y pujando por la misma búsqueda.
  • Las reservas que esa otra web genera, al hotel le cuestan la enorme comisión que Expedia, que es quien está detrás en último término, le va a cobrar (con toda seguridad más de lo que le costaría que entrara por la web oficial)

Mala imagen ante los clientes

Una sola identidad: Cualquier marca o empresa tiene una única imagen corporativa oficial, un único servicio de atención directa, un único sistema de distribución directa (otra cosa es la red de distribuidores con sus diferentes marcas). Tener varias confunde a sus clientes y la marca pierde confianza y credibilidad.  Con las páginas webs oficiales pasa lo mismo. Sólo debería haber una o el cliente no lo entendería.

Contenido duplicado o innecesario: Si las dos páginas ofrecen exactamente lo mismo, ¿qué necesidad hay de que el hotel lo tenga en dos páginas? Si ofrecen cosas diferentes (por ejemplo información u ofertas diferentes), ¿por qué, si las dos son oficiales del hotel? ¿cuál sería la correcta y la que el hotel quiere hacer llegar como su mensaje oficial?

Marketing y fidelización: ¿Cómo va a realizar el hotel futuras campañas de email marketing a sus clientes directos? ¿La base de datos de cuál de las webs? ¿Invitarlos a reservar dónde?

Confusiones: ¿Qué pasará cuando un cliente quiera anular en una de las webs del hotel una reserva realizada en otra de las webs? ¿Cómo explicarle que su reserva directa y sus códigos solo funcionan en “una” de las páginas del hotel?

Mala calidad en cómo te reflejan: ¿El prestigioso y chic hotel Omm merece el diseño tan pobre y chapucero de esta “otra” web

Tener dos páginas webs oficiales, ¿es positivo? 

…entonces todavía lo sería más tener tres… o multiples.

Opción superada

Al principio de internet, hace unos años, había bastantes hoteles con más de una web oficial. Hoy apenas quedan y, dentro del sector, se considera un debate superado, malas prácticas y una opción que el tiempo ha demostrado como negativa.

El argumento definitivo es que todas las empresas bien consolidadas en comercio electrónico, grandes o pequeñas, de cualquier sector o país , solo mantienen y toleran una web oficial. Hoy en día, lo contrario delataría a esa empresa como inexperta en los fundamentos básicos de vender por internet.

Qué hacer 

  • Si tu hotel todavía mantiene diferentes webs oficiales deliberadamente, nuestra recomendación es que las unifiques.
  • Si se trata de una comercializadora la que te propone crearte una web paralela, son ellos los que deberían tener capacidad de conseguirte clientes nuevos con su marca sus recursos y su propia web.  No les necesitas para explotar los clientes que te buscan directamente, esos ya los tienes asegurados.
  • Si descubres una web que se ha apropiado de tu marca y tu identidad sin tu permiso, debes cortarlo inmediatamente. En la mayoría de casos se tratará del afiliado o redistribuidor de alguien con quien sí tienes contrato (que probablemente ni conozca las malas prácticas de su subvendedor) Esas webs existen para parasitar reservas. Tú no las conoces porque subvenden inventario de otros y la cadena de distribución se pierde, a veces en varios niveles
  • Tira del hilo. Si no sabes quién hay detrás, haz una reserva en tu propio hotel y comprueba a través de quién la recibes
  • Contacta con ese canal identificado por el que te ha llegado, expón el caso y exige la solución inmediata. No hay discusión posible. Esa mala práctica es intolerable y así debería entenderlo cualquier distribuidor serio.
  • Esta web te puede dar alguna pista de quién hay detrás de un dominio: http://whois.domaintools.com/
  • En caso de litigo, tener registrada tu marca te ayudará a litigar en caso de conflicto legal.

Deja un comentario