Isabel Rey3 minutos de lectura

Cómo reservar hotel al mejor precio

Te vas de viaje y quieres reservar hotel. ¿Dónde encontrar el precio más barato? Sigue estos consejos y te convertirás en un experto rastreador del mejor precio:

1. Nadie tiene “el mejor precio” (siempre). Descarta experiencias previas propias o ajenas. Que una vez hayas encontrado -tú u otra persona- el mejor precio en algún sitio no significa que siempre lo vayas a encontrar. Por tanto:

  • No te creas nunca el mensaje de “mejor precio garantizado”. La mayoría de sitios donde puedes reservar un hotel, incluidas las principales agencias online como Booking.com y Expedia, lo utilizan como impulso: cuando te aseguran que tienen el mejor precio, te convences, reservas, y dejas de buscar. No te fíes y sigue buscando. Otra cosa es que, una vez reservado, si encuentras un precio mejor te aproveches de esa garantía para que te lo igualen. Eso sí es útil, aunque pocos lo usan porque se han creído el mensaje y no siguen buscando.
  • Tampoco hagas caso a los precios tachados que indican cuál era el precio inicial. Normalmente se refieren a los precios más altos de la habitación que no se suelen aplicar. Y, de paso, ignora también los mensajes de urgencia como  “última habitación” o “última oferta que intentan confundir con la disponibilidad del hotel cuando en realidad se refieren a la disponibilidad de la agencia online.

2. En consecuencia, compara. Puedes hacerlo “a mano”, buscando precios en varias webs, o utilizar el atajo de los comparadores de precio: Trivago, Tripadvisor, Kayak… De hecho, la OCU es lo primero que recomienda a la hora de reservar en internet.

Mismo hotel, diferentes precios

Pero no te limites a una búsqueda sencilla en los comparadores:

  •  Hazte pasar por francés o alemán y “te tratarán mejor”. En trivago.fr, trivago.de, etc. encontrarás precios y agencias diferentes a las que aparecen en trivago.es. En TripAdvisor saben de qué país eres por identificación de tu dispositivo, tu IP. Hay herramientas gratuitas para navegar con una IP de otro país, como ésta.  Suena complicado pero si dominas el idioma no lo es tanto y te ahorrarás dinero.

Distintos precios por mercado

  •  Compara también por la noche (desde las 23:00 h.) y fines de semana. Algunas agencias bajan el precio que marca el hotel fuera del horario laboral para evitar ser “pillados”.

Distintos precios según la hora

3. Hay precios “privados” a los que los comparadores no llegan, por lo que deberás completar tu búsqueda fuera de ellos:

  • Si estás registrado en Booking.com consulta su web para ver sus ofertas secretas. Si además eres  Genius (por haber reservado cierto número de veces) puedes encontrar el hotel con un 10% de descuento. Y si no eres tan fiel a Booking.com como para ser Genius, no hay problema. Hacerte es tan fácil como vincular tu cuenta al nombre de una empresa.Genius
  • Si eres de reservar a última hora, mira también en las aplicaciones móviles tipo Hotel Tonight u Hoteles Hot.  A veces, con el pretexto de “mejor vender una habitación barata que una habitación vacía”, los hoteles muestran precios más bajos en estas apps. Pero tampoco te creas que son la panacea del último minuto, no siempre tienen el mejor precio. Consúltalas y sigue comparando.

  • ¿Debes consultar una agencia física? En el caso de que busques consejo u atención personalizada, o que prefieras organizar un paquete completo con la agencia… sí. Pero para encontrar el mejor precio, no hace falta. Sus precios también los podrás localizar en internet, ya sea en su web o en la de los turoperadores más importantes: tui.com, thomascook.de, etc. En cualquier caso, como decíamos, los comparadores de precio te facilitarán la tarea, pero, especialmente para destinos vacacionales como Canarias y Baleares, recuerda hacer la consulta haciéndote pasar por alemán o inglés: puedes encontrar precios e incluso habitaciones a los que no podrás acceder de ninguna otra manera.

4. Consulta los precios directos:

  • En la web del hotel. Cada vez más hoteles -sobre todo las grandes cadenas- tienen mejores tarifas directas, pero pocos las muestran en los comparadores.  Y no sólo mejor precio, a veces puedes encontrar ventajas exclusivas para clientes que reservan directamente.

  • Cuando creas que has encontrado el mejor precio, si eres de llamar al hotel, dile el precio y la web en la que lo encontraste. Es posible que te lo igualen e incluso te ofrezcan una habitación mejor. Si quien te responda no entiende de distribución o no tiene poder de decisión te dirá que hagas la reserva donde lo encontraste, pero no tienes nada que perder. Como se suele decir, “el no ya lo tienes”. Piensa que cada vez que reservas en una web de viajes el hotel paga una media de 18%-20% de comisión y algunos hoteleros, conscientes de ello, intentarán ahorrársela a toda costa.

Como ves hay muchas maneras de buscar un mejor precio para el hotel que hayas elegido. Aunque te sorprenda, hay muchos hoteles que no tienen el mejor precio cargado en su propia web. El mejor precio tampoco lo encontrarás siempre en Booking.com –por mucho que lo anuncien a bombo y platillo- ni en ninguna otra web.

En poco más de media hora y siguiendo estos consejos puedes encontrar el mejor precio para tus vacaciones con total seguridad en tu reserva. Parece increíble que muchos hoteles permitan este lío de precios, pero tú sólo quieres reservar al mejor precio. Aprovéchate de lo que ellos mismos consienten.

Y, como hotelero, asegúrate de que esto no te pasa. Y si te pasa, ponte manos a la obra para corregirlo.

Deja un comentario