Pablo Delgado y César LópezLess than a minute de lectura

¿Mejor precio en tu propia web? Esta es la posición que Booking.com parece que tomará

Disculpa, però aquesta entrada està disponible a Espanyol Europeu.

Deixa un comentari

8 persones han comentat això:

  1. Muy buen artículo. Os felicito.
    Lo malo que veo en esto es que las Otas también se están posicionando fuertemente en los metabuscadores. Tengo entendido que TripAdvisor pertenece a la casa matriz de Expedia y que Trivago, por su lado, pertenece a Priceline (empresa matriz de Booking.com); por lo que entiendo que la batalla no será nada fácil para el hotelero. Que hay de cierto en esto?
    Saludos,

    • Hola José Miguel, gracias por tu comentario.

      Sin duda las OTA han entendido que la entrada a buscar hoteles está desplazándose a los comparadores y por tanto deben estar allí presentes casi a cualquier precio. De hecho Expedia compró Trivago en 2011 y Priceline (Booking.com) compró Kayak también en 2012. Por tanto, los comparadores principales (a excepción de Tripadvisor) están en manos de las OTA así que me temo que el ellas ganarán siempre. Aún así, entramos en un escenario donde el hotel tiene opciones de puentear a las OTA y captar más venta directa. Pagando un peaje eso sí, pero ¿quién dijo que la venta directa fuese barata?

      Un saludo

      Pablo

  2. Muy buen articulo gracias!
    En mi caso, quien más me hace daño no es Booking sino los bancos de camas que bajan sus margenes en otras paginas web y aparecen a precios más barato que mi propia pagina web, ¿alguna solucion para esto?

    Un saludo

    • Hola Pedro, gracias por tu comentario.

      Efectivamente, el hotel está en una pinza en la que no sabe cómo salir: por un lado está el rodillo booking.com y donde el hotel no sabe cómo competir (a pesar de ser el hotel suyo y pagar las nóminas) y por otro lado están los bancos de camas haciendo y alguna OTA “jugando” (vamos a llamar) al precio. Conclusión: la venta directa está en medio y no crece (o incluso decrece). Acabar con esto es posible y sólo hay una opción: simplificar la distribución y acabar con el mínimo posible de bancos de camas (uno o ninguno). Entonces será mucho más sencillo ya que ese proveedor tendrá toda la cuota, no necesitará bajar márgenes para llevarse ciertas ventas y además tendrás mucho más peso en la negociación. Mientras los hoteles tengan 3-4 ó más bancos de camas contratados, tendrán el precio descontrolado seguro.

      Un saludo

      Pablo

  3. Me parece un muy buen artículo y coincido contigo Pablo: el camino no será fácil, aunque se debe andar.
    A veces se puede interpretar que los hoteleros estamos contra Booking.com (es lo que deduzco muchas veces cuando hablamos entre nosotros), aunque por lo menos en mi caso, nada más lejos de la realidad. Lo que no acepto son prácticas como las que llevan a cabo. A veces se les olvida, que las camas son nuestras y que en “mi tienda” puedo vender como yo estime oportuno.
    Le están viendo las orejas al lobo y se ponen “las pilas”
    Va a ser una batalla complicada, sin duda.
    Referente a los bancos de cama, coincido igualmente: la única forma de controlarlos, es ser muy estrictos. Esta batalla si la hemos librado y la tenemos casi controlada. Trabajamos solo con dos y casi no tenemos problemas.
    Una saludo.
    Paco.

  4. Completamente de acuerdo con acabar con la hegemonía de Booking, aunque el camino podría ser mortal para algunos hoteles que no sean muy grandes y cuya facturación dependa de las OTAS. Por eso me parece interesante también una técnica que usan por ejemplo en el hotel Patio de la Cartuja de Sevilla, que tienen ofertas especiales en su web con paquetes más baratos o más servicios de los que ofrecen los operadores, aunque mantengan el precio de las habitaciones igual para todos sin incumplir contrato.
    Por ejemplo, en la web puedes conseguir un código de descuento de un 10% (ya saldría más barato que en OTAS). También hay paquetes que incluyen servicios que no puedes conseguir en Booking como ofertas de habitación + parking o la suite, que sólo se puede contratar por la web.
    Al final se trata de dar valor añadido en el canal propio pero cumpliendo con las normas de Booking, que al fin y al cabo supone un alto porcentaje de facturación para cualquier establecimiento hostelero y que no todos se pueden permitir cortar de raíz con las OTAS.

  5. Interesante articulo. Labore con B.com como gerente regional en un pasado y me parece que ahora mas que nunca deben ser parte de la solucion para los hoteles. quizas hasta reducir comisiones por volumen de disponabilidad y conversion a en ventas. Ademas, ya es tiempo de que busquen sinergia entre todas las partes del grupo Priceline para apoyar al hotel y incrementar aun la conversion en la pagina. Me parece interesante que el canal directo ya casi siempre omite el canal de voz directo.

  6. Buenas tardes,

    Muy interesante. Si eres un hotel independiente y pyme como luchas contra eso? Tenemos buena página web, hacemos promos reservando directamente con el hotel. Una campaña con google adwords para estar en primeras posiciones SEO? Estos imperios se pueden permitir un gasto enorme con SEM.

    Si analizamos lo que se paga cada mes de comisión con booking.com que es un 15%, quizá sale a cuenta hacer una publicidad con adwords y a ver si salimos ganando.

    Un saludo.

    Carles.