César López2 minutos de lectura

Jerga hotelera: Barbaridades y anécdotas

Cada sector y cada profesión genera su propia jerga. En algunos casos se justifica por la necesidad de buscar nombre a conceptos nuevos o inexistentes, pero en la mayoría de casos, esa jerga es innecesaria, peligrosa y desemboca en confusiones anecdóticas, también en nuestro sector:

Habitación “doble uso”

¿Qué esperamos que entienda un cliente no experto? ¿Significará que le puede dar un uso alternativo? Recuerdo con cariño la señora que llamó al hotel para preguntar si la doble uso era más barata que la doble por ser una habitación usada doblemente (usada por otros y no limpiada)

Sorprende encontrar publicada tantas veces la enigmática “doble uso”

¿Alguien de verdad cree que se entenderá mejor si la denomina DUI?

Los más atrevidos no tienen reparo en cometer la misma barbaridad en inglés: “Double use”

Amenities” de la habitación

(referido erróneamente a los accesorios de baño y que, por alguna extraña razón, algunos hoteleros españoles llaman “amenities”).

La traducción correcta de amenity al castellano va más allá que el producto de baño. El aire acondicionado, por ejemplo, es amenity. ¿Cuál será la causa de que en España, y sólo en España, los hoteleros llamen amenities sólo a los productos de baño?. En todo caso, el costurero, el jaboncito y esas cosas serían toiletries. Desconozco por qué se ha extendido el error pero tiene triple delito: por ignorar el castellano, por deformar el inglés y por esperar que los clientes lo entiendan.

Algunos, aunque le dan el significado correcto, se quedan tan anchos y lo traducen al castellano como “Amenidades de la habitación”. ¿Serán los accesorios que hacen la habitación más amena?

“Facilidades” de la habitación

(lo que correctamente sería Instalaciones de la habitación). Según la RAE:

facilidad. (Del lat. facilĭtas, -ātis).

f. pl. Condiciones especiales que permiten lograr algo o alcanzar un fin con menor esfuerzo. Por ejemplo, Facilidades de pago.

¿Serán facilidades para pagar la habitación a plazos?

Tipos de habitación enigmáticos

La forma en que cada hotel o cadena llama a sus diferentes tipos de habitación también da mucho juego.

Por ejemplo, muchos hoteles usan sin problema las palabras internacionales superior, suite, o junior suite para referirse a sus habitaciones de más categoría, pero en cambio se resisten a la palabra “estándar”, que sería el equivalente natural para el resto de habitaciones. Quizás lo consideren despretigioso para su hotel, como si estándar les acercara a vulgar.

Así, muchos hoteles tienen habitaciones superiores pero inventan un nombre alternativo para las malsontantes estándar.

Un caso típico en España son las “habitaciones AC”. Probablemente la cadena AC tiene bien estudiadas sus razones para llamarlas así. Yo no soy nadie para cuestionar su decisión pero sospecho que los argumentos de markéting pesaron más que los de usabilidad y claridad para el usuario y en internet la claridad es, debería ser, el rey…

¿Una “Double use AC ” será una “Habitación doble, usada y con aire acondicionado”? (AC: Air Conditioning)

Deja un comentario

8 personas han comentado esto:

  1. No leo mucho los blogs por tiempo pero este tengo que decir que muy bueno y muy cierto.

  2. Hija, no te falta razón, pero estos usos lingüísticos vienen en muchos casos de gente muy snob, que busca marcar en todo momentola diferencia incluso con el cliente. Es una primera regla, una de oro, facilitar toda la información esencial a un cliente a la entrada del hotel, pero en lo esencial, la reserva, sobre todo la telefónica, somos unos petardos y nos encanta pecar de sabedores de lo que llevamos entre manos además… No sé

  3. Hay, efectivamente, demasiadas publicaciones que a los no versados les suena a chino, por ejemplo:

    Precio por “habitación doble”.

    ¿porqué tengo que entender que en dicho precio la pueden ocupar dos personas?, puedo pensar que es una habitación de dos camanas y los precios varian si es para una sola persona o es para las dos.

    Creo sería más sencillo indicar que el precio es de esta habitacion de 2 camas y la pueden utilizar (dos personas y algún, si tienen algun niño que precio se adiciona o si tambien está dentro del precio de dicha habitacion. HABRIA QUE SER MAS CONCRETOS.

  4. Erfectivamente, debería ser más ilustrativo los nobres que se utilizan, puesto que no todos entienden el vocabulario tecnico utilizado

  5. Efectivamente, pecamos de tecnicistas, de sabedores del sector. Incluso, habiendo trabajado en el mismo, cuando me convierto en cliente, y me las quiero dar “de guay”, me como mi sabiduría de mercadillo cuando el agente de viajes o la recepcionista en cuestión no entiende qué es una DUI…

    Trabajando como recepcionista de noche, el elemento DUI, se antojaba a veces algo polémico, cuando un ejecutivo disfrutaba de una de estas habitaciones, pero a eso de la 1 de la madrugada hacia su aparición estelar con una señorita de compañía, que haciendo bien su trabajo, le acompañaba hasta el amanecer… ¿Deberíamos entonces haber cobrado como una habitación doble?… Nunca fue así…

  6. Respuesta a Paloma.

    Bien cierto es que debería cobrarse la habitación como doble, pero explícale tú al cliente el porqué y verás qué bien se lo pasan en el turno de mañana.

    Afortunadamente, algunas cadenas usamos el reclamo de segunda persona gratis para que no tenga que justificarse nada ni nadie. Todo un acierto.

    Por cierto, muy buen blog.

  7. Me parece excelente el blog, ciertamente diciendo que lo que nos distingue en el mercado mas que el nombre o “nick” que le demos a nuestros productos, es nuetra diferenciación en el servicio…entre todo los demás factores que prelan (digase precio, localización, etc)…dejemonos de tanto tema y enfoquemonos en humanizar más el servicio que buena falta hace en estos tiempos que corren.
    Un afectuoso saludo…

  8. Magnífico artículo.

    Evidentemente hay que vigilar el lenguaje con el que nos comunicamos con los clientes.

    Las expresiones BB, HB, HD, late check out, etc, son muy complicadas para las personas que no están acostumbradas a la jerga y en ocasiones hay graves confusiones.